Enero-2006 Santa Marta del Cerro

 

- Viernes : Pues una vez más, family4x4 sale de fin de semana hacia Santa Marta del Cerro, una aldea que tan sólo tiene un bar en el este de Segovia. Criskong family salieron los primeros, después llegaron los Pistolo y por último Victorsshhh y Chacel. Cuando estuvimos todos en la casa nos dijo Cris que olía fatal y sí que olía mal, porque el pijama cuando lo he traído de vuelta olía a queroseno. Llamamos al dueño, un hombre mayor, y subimos hasta la caldera de gasoil, y no vimos nada raro, pero la casa seguía oliendo. Al final, con las ventanas abiertas, algo se quitó. Cris dijo que era porque con el calor, se abrían los poros de las vigas de madera y que estas llevaban un tratamiento contra la carcoma... Pues eso debió de ser...
Hicimos la cena, ensaladas, empanada , embutido, y para los pekes caldito de cocido que hizo Pistolo.

- Sábado : Al día siguiente, nos levantamos y Pistolo se había tenido que ir con Roberto de urgencias a Sepúlveda, volviendo más tarde. Después nos fuimos Victor, Cris y Chacel de ruta. Seguimos el rutómetro hasta Sepúlveda, pasamos por Duratón y allí visitamos la ermita de arte románico del siglo XIII, al lado, había una necrópolis visigoda. Seguimos por unos caminos muy chulos con mucha niebla hablando de cosas de canguela, que le gustan mucho a Susana y más a Victor, que a partir de ahora le vamos a llamar “el cagueras” .

Después llegamos a Sepúlveda y nos dirigimos al mirador de las hoces y allí esperamos a Pistolo, que venían del médico otra vez. Roberto ya se encontraba mucho mejor. Las vistas Impresionantessssss......

Como ya era la hora de la comida, nos fuimos a un sitio que conocía Cris para montar el chiringuito, con capota y todo, porque hacía mucho aire. Allí degustamos los famosos filetes de lomo con pimientos y queso de Victor y Susana y los callos del Carreful, que ya son tradicionales.

Cuando acabamos, nos fuimos a una parte de una ruta que ya había hecho Cris y Pistolo llegando a otro tramo de las hoces, donde se encontraba un antiguo monasterio abandonado. El Duratón estaba totalmente seco, pero las vistas eran espectaculares, con los buitres sobrevolandonos. Luego nos fuimos a la casa pasando por un castillo muy bien conservado en el condado de Castilnovo.
Ya por la tarde, los niños jugando, y cuando ya los acostamos, le dimos al mus, al Charles I, al Wisky y al Ron, dónde Pistolo, demostró ser un maestro. Cris, que no sabía jugar, incluso ganó alguna partida sin saber.

- Domingo : El domingo por la mañana, la familia Kong, se volvieron porque estaban todos muy perjudicados. Los demás nos fuimos a Pedraza, a dar un paseo con mucho frío (1º C).

Hasta la próxima.