4-Febrero-2007 Desayuno del Pastor.

 

Quedamos a la 11 en un bar en El Escorial, justo antes de llegar a la gasolinera de Campsa.
Allí nos juntamos las familias Chacel, Cris-kong, Malcorzo, Paparruchi y Pistolo. Después del supercafé tiramos dirección al Abantos y ya antes de llegar arriba ya había algo de nieve donde juguetear con las ruedas. Para empezar casi me quedo, pero no les di tiempo ni de pensar en las eslingas. Ya en el lado de la umbría había mas nieve y paramos a hacer un muñecarro y a que los más intrépidos se deslizaran con los trineos esquivando ramas y ñascos.

 Veíamos pasar algunos turismos sin cadenas mientras nos relamíamos porque camino de Peguerinos seguro que a alguno había que sacar. También nos relamíamos con las banderillas, aceitunas y bota de vino que trajo Paparruchi.
Proseguimos viaje hacia Peguerinos y na, nadie que sacar, en fin. Me adelanté con chacel para reservar, que veíamos que nos quedábamos sin comer.

 Llegamos a Peguerinos y el bar auténtico del desayuno del pastor se me hacía pequeño, así que cuando fui al otro que conocía estaba cerrado. Menos mal que Conchi me insistió en que convenciera al del bar y hasta yo me quedé sorprendido, en media hora estaban todas las mesas despachadas y el bar era prácticamente nuestro. Nos montó una mesa de lao a lao y alli nos dispusimos a dar cuenta.
Siguiendo las indicaciones del Jefe del bar y mis anteriores experiencias confecioné un menú y pedí: Dos platos de paella, dos de patatas revolconas, dos de desayuno del pastor, dos de solomillitos (pena que no hubiera mas, tiernos y riquísimos), varios de chuletillas y uno de queso. A mi me encantó, que rico todo.
Se oían comentarios de fondo: ¡Aquí hay que volver!
Después nos fuimos a dar un paseito y de camino me volví a equivocar y nos metimos dentro de un camping. Ya por el buen camino llegamos al lugar del paseito. Allí estuvimos buscando huellas de oso y lobos y haberlas las había.

Chacel se tenía que ir, así que le comente que el camino mas corto y mas bonito era por el Puerto de los Leones. Os recuerdo que no me preguntó la dificultad.

-Pistolo-: Esto fue lo mejor de todo, como siempre cuando dijo Cris "vamos por los leones que se tarda menos". Siempre nos engaña, ¿o nos dejamos engañar?

 Así que Chacel tiró y al rato ya le seguíamos. Se le iba oyendo por la emisora como estaba el camino, que se me va el culo, que se pone muy mal, que me meto en la niebla, así, pero nada, mientras el coche siguiese, pues parriba. Ya estábamos a punto de poner las cadenas cuando unos paseantes nos dijeron que ya casi estábamos arriba, así que venga sin cadenas hasta el final. Estaba chunga la cosa, pero conseguimos llegar.

-Pistolo-:El camino de vuelta, cinco en el coche, la pequeña venga a llorar que la jodia tiraba el chupete y luego lo queria, y estaba la cosa como para parar a cogerlo, y el caguta de su hermano "Vamos a morir, vamos a morir", la parienta "ten cuidado que llevas a tus tres niños", el otro chaval chillando por que para entretener a su hermana le metía el dedo en la boca, y esta lo cerraba, pero fuerte, que tiene los dedos con el doble de falanges, hace falta muuuuuuuuuucho control mental,……. pero disfrute como un enano

Se notaba el cansancio en las caras del personal, pero de apretar el culo, jeje.
No sin dificultades llegamos al alto del León y tras cafetito nos despedimos para la próxima.

Hasta la próxima.