ARRIBES SALMANTINOS

 

SEMANA SANTA 5, 6, 7  y 8 ABRIL 2007

 

El Miércoles Santo ya estaban en la Casa, Malcorzo y CrisKong Family. Estuvieron dando una vuelta por los alrededores y vieron el cachón de Camaces, una cascada encajonada en un cañón a 20 minutos del pueblo donde teníamos la “base de operaciones”, y algunos parajes pintorescos.

 

 

 

A medida que se acercaba la noche fueron llegando los demás. Chacel y Vitorin family, entre que llegaron de los últimos y que tenían que ocuparse de sus peques se quedaron en la casa mientras los demás “daban una vuelta por el pueblo”…. Casualidad que esa vuelta pasó por una charca enfangada… y aquí fueron las eslingadas vespertinas, ¿verdad?... Chacel y Vitorin empezaron con los dientes largos esta quedada… “¡esto promete!” pensamos todos.

 

 

A partir de aquí, empezamos a cenar y a comentar que hacíamos el día siguiente. Vitorin había traído 3 o 4 rutas preparadas por tierras portuguesas que las dejamos para otro día. El primero de ellos decidimos ir a Almeida por recomendación de O´Gey Family.

 

Jueves Santo

De camino allí, las fotos de rigor en la frontera, en el puente de Barca de Alba, de 1999 que sustituye al paso mediante barcaza del río. Esto ahorra una vuelta enorme por Saucelle.

 

 

 

A partir de aquí, una carretera nos conduce a Castelo Rodrigo a través de unas bonitas vistas.

 

 

Castelo Rodrigo estaba situado en lo alto de un cerro, y por alguna razón sus habitantes abandonaron este asentamiento para irse a 1km en la llanura colindante. En la antigua situación ha quedado un pueblo fortificado muy pintoresco medio abandonado.

 

 

 

 

Y por fin llegamos a Almeida, pueblo fortificado muy bien conservado.

 

Como veis en las fotos (no, en la de sepia no se aprecia…) el día estaba totalmente encapotado y llovía intermitentemente.

 

 

Como os decía, un día de perros que nos obligó a un rápido paseo por Almeida y a buscar un restaurante. Como no, todo hasta los topes. Al final encontramos uno en el centro que estaba un poco fresquito, pero con la pandilla que íbamos, en seguida lo caldeamos… al final hacía calor. Y aquí aprendimos algo… ¡¡¡Como cocinan el bacalao los portugueses!!!

 

Al final unas fotillos justo antes de que empezara a granizar, ¿a que sí, Angel?

 

 

A partir de aquí, nos pusimos rumbo a una ruta que improvisó Vitorin sobre los mapas de Portugal. Al final se confirmó una sospecha, los mapas eran muyyyyy antiguos y no reflejaban la realidad de “Os caminhos Portugueses”. No obstante fuimos a través de unos caminos fáciles, jugamos en canchales, visitamos una gravera y alguna se puso nerviosa por como le miraba algún bicho con dos cuernos, ¿eh, Milagros?

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Al final cafelito de rigor en una aldea perdida de Portugal y vuelta a casa.

 

Viernes Santo

El segundo día decidimos hacer un crucero por los arribes. Todo el mundo suele recomendarlo, y era una manera de ver los arribes desde abajo, antes de verlos desde arriba, desde los miradores. Cuando llegamos allí, compramos los billetes para un crucero que partía unas horas después, así que fuimos a ver el “Pozo de los humos”, una cascada espectacular que se llama así por la nube de agua que se forma al caer el agua. Una foto vale más…

 

 

 

 

 

 

Poco después, nos vamos a comer a un merendero. Como veréis, un sitio c*j*n*d* a la orilla de un río y con barbacoas que no utilizamos para hacer fuego, sino para sujetar las cocinillas que estaban de estreno oficial!

 

 

 

 

 

Después de esto, al crucero… más que recomendable, imprescindible para quien esté cerca de estos parajes: ES-PEC-TA-CU-LAR.

 

 

 

Después de este crucero optamos por visitar los miradores que nos ha señalado el guía del barco. Subiendo desde el embarcadero se puede acortar por un camino que no fue del gusto de todo el mundo “que no se puede hacer todo… “ así que seguimos hasta que se oye por la emisora “este me mola…”…. Y el Family se disgrega yyyyyyy ¡¡¡Se pierde!!! ¿Qué os pensábais? ¿Qué no nos íbamos a perder?.

 

Vitorín que iba el último debe esperar a Cris que al final le dice que le pase por problemas logísticos, Vitorín pierde el contacto con en grupo, al final se contacta por emisora “Malcorzo, Edu y Chacel vamos por caminos al mirador, Vitorin por carrretera…” al final, Vitorín en el aparcamiento del mirador por la emisora: “¿Andestáis?” Chacel: “Buah!, debemos estar cerca, pero lo que te estas perdiendo…” Vitorin: “¿Voy para allí?” Chacel: “Como quieras, será la aventura de tu vida!!!”. Edu, Chacel y Malcorzo metidos en un camino que se hacía estrechiiiiiiiito, estrechiiiiiiiitoCanchales, levantadas… terminaba antes de llegar al mirador. Como las pasamos para dar la vuelta!!!!! Y el Mitsu…. UUUUUyyyyyyy otra vez, se encogió para atravesar un paso más que angosto… Se les unió Cris, que estaba rezagado y después de dar la vuelta como se pudo, de vuelta a la casa…. Fotos de los momentos más espectaculares…

 

 

 

 

 

 

 

 

Por la noche Angel y Edu se marcaron un baile al estilo de Chiquito de la calzada al freír las morcillas de Burgos, ¡¡¡Como saltaban las condenadas!!! Eso sí a los cocineros un diez por la cena y por el riesgo, je, jeee…. Y lo pongo para este día, pero lo podéis generalizar, las cenas fueron memorables por la compañía, el compadreo, las risas, las sesiones de fotos, las historias que se relataban (como le ponían los dientes largos a Vitorin con la ruta “estrecha”, je, jeeee). Por supuesto que los chavales se lo pasaron pipa, y los nenes… no se iban a dormir hasta las 11 de la noche por lo menos… aprenden muy deprisa estos pequeñajos

 

 

 

 

 

 

Sábado Santo

 

Aquí hay un hombre que se merece un premio. Chacel madrugó para hacer la comida de todos… ¡¡¡tortillas de patata para 17 personas!!! Maquinón en la cocina… menuda paliza se pegó.

 

Como la preparación de las comidas tardaba, las señoras de la casa se fueron con los peques a ver un taller de vidrio. Incluso se vinieron con un detallito.

 

Una vez preparado todo se disgregó el grupo, esta vez conscientemente. Se decidió ir a ver la desembocadura del Tormes en el Duero (“entrambasaguas”), ermitas del lugar y el mirador sobre la desembocadura. Al estar entre 45 minutos y una hora de distancia de la casa rural, y visto que el nene de Vitorín Family se había puesto borrico en el taller con Turuti, Vitorin Family opta por pasar a Portugal por Saucelle-Freixo de espada a Cinta, ya que estaba cerca y si el chavalín lo permitía hacer una de las rutas que traía preparada desde casa

 

Desembocadura del Tormes

 

El día estaba “tonto”, encapotado, cayendo “chirimiri”, salía el sol. Como la salida fue tardía, se acordó llegar a un lugar adecuado y comer.

Despliegue brutal, tortillas, embutido, postre y demás viandas que se despliegan en pocos minutos. Las cocinillas esta Semana Santa han echado humo… literalmente.

 

 

 De pronto, una “calma chicha”que anuncia… que anuncia ¡Un diluvio! ¡Como caía! A recogerlo todo deprisa y para los coches a esperar que escampara.

 

 

 

 

Pasado el chaparrón, terminamos de comer lo que faltaba y fuimos a ver la desembocadura del Tormes, Los ríos formaban una “Y” antes de que el Duero entrara en los Arribes, ¡Precioso!.

 

 

 

Aquí encontramos el Trono, o “balcón de Pilatos”, como lo queráis llamar. Se estaba cómodo, je, jeeeee… y alguno a punto de volar, siesqueeee… Es una roca de forma singular con un paisaje espectacular a sus pies.

 

 

 

¡¡¡¡¡¡NIÑAAAAAAAASSSSS CUIDADOOOOOOO………!!!!

 

 

(naturaleza caprichosa).

 

Vimos romerías autóctonas y después de esto nos dimos un garbeo por Portugal.

 

A la vuelta paramos en los miradores sobre los Arribes…

 

 

Los miradores espectaculares, no son recomendables para el que tenga vértigo. En el Picón de Felipe hay un agradable paseo hasta las vistas más espectaculares.

 

En el Mirador del fraile, una red metálica nos ayuda a asomarnos con seguridad. La central está a nuestros pies.

Si no recuerdo mal, alguno de ellos tiene una caída de casi 300 metros…

 

 

 

 

 

 

 

Ruta Miradouro Penedo-Durao

 

Habíamos dejado a Vitorin Family al comienzo ¿Os acordáis?. Bueno, pues siguiendo la ruta era obligado pasar por el Cachón de Camaces, con la foto de rigor, y cruzar a Portugal por la presa de Saucelle. Desde la parte española se vislumbraba toda la cresta que tocaba recorrer a la tarde.

 

 

Ya en Portugal, en Freixo de Espada a Cinta (¡Pero qué nombre tan largo, carajo, a partir de ahora Freixo a secas, leshe) tocaba comer, no? Y repetimos… ¡¡Como cocinan el bacalao los Potugueses!!

 

 

Después de una comida donde Daniel no paró quieto, visita al pueblo. Es chulo!

 

 

 

Después de esto… a la RUTA! Empezamos a subir hacia el “miradouro” de Penedo Durao, caminitos fáciles…

 

 

Y cuidado si vais por aquí, ya que se llega donde se acababa la carretera… ¡¡LITERALMENTE!!

 

El mirador es ES-ÊC-TA-CU-LAR, la ladera se desploma sobre el Duero con unas vistas de la presa de Saucelle desde el lado Portugués, claro. Los buitres pasan que casi se pueden tocar. Está equipado con mesas para comer… ya lo sabemos para otra vez.

 

 

 

 

Acto seguido la ruta discurre durante una hora (a ritmo tranquilo disfrutando del paisaje) por la cresta de la montaña con el Duero a la izquierda en al curva que le hace despedirse de España y adentrarse en Portugal.

 

 

 

Y como no, también llovió por aquí…

 

 

Los nenes siempre tienen que parar a destiempo que los papás... pero no siempre meriendan en sitios como este…

 

 

Caminos mil…

 

 

Y después de intentar bajar por unos caminos hacia el interior, y viendo Vitorin inconsciente que iba solo con su familia, decide bajar por un camino que había dejado a la izquierda antes. No obstante la intentona fue divertida, ya que las curvas casi las daba solo el coche al tocar el acelerador, debido a la inclinación de la curva en los zig-zag.

 

¡¡¡¡Cantidad de vino!!!! Desde la ventanilla del conductor

 

 

Y cruzando otra vez por el puente de Barca de Alba, hacia la casa rural, donde nos juntamos todos otra vez para la cena.

 

Los días no dieron para más, el Domingo todos de vuelta a casita menos CrisKong Family que se quedó un poco más para poder ver Freixo y otros parajes.

 

Fueron unos días geniales. La compañía, lo mejor. Los/Las Arribes ¡¡Sorprendentes!! Merecen la pena. ¿Visitar Portugal para recorrerlo en 4x4?... volveremos…

 

¡¡¡¡¡¡¡¡SALUD!!!!!!!!