RUTA GUADALUPE III

 

26 Y 27 MAYO 2007

 

SÁBADO MAÑANA:
Empezamos ruta en Millanes, como punto de encuentro. Pasamos por Belvis de Monroy para ver, aunque de paso, su castillo. Nuestro plan era ver unas cuevas con pinturas paleolíticas cerca de Valdecañas de Tajo y en el trayecto la carretera se convirtió en camino, eso sí, señalizado con la señales de curvas peligrosas y todo. Una vez llegamos a la cueva no la pudimos ver desde pie de pista, supongo que estaría en lo alto de la pared casi vertical y no apetecía hacer escalada así que seguimos camino.

 

 

 Desde allí cogimos una pequeña trialera de subida y fuimos hasta Valdecañas de Tajo. Seguimos por carretera hasta Campillo de Deleitosa donde retomamos la ruta que quedaba pendiente.

 


Y nada mejor que hacerlo que con el vadeo, pero esta vez llevaba menos agua y se veían las grandes piedras que había en el fondo, haciendo un estrecho pasillo por el que todos acertamos a pasar. Yo creo que la vez anterior si hubiésemos visto los ñascos y el estrecho pasillo que había para pasar, la profundidad y la corriente lo mismo no hubiésemos intentado pasar.

 

 

 

Continuamos ruta y buscamos un bonito lugar para comer. El tiempo acompañaba y la temperatura siempre rondaba los 20 y todo verde, ideal.

 

 



SÁBADO TARDE
Después de comer seguimos ruta entre bosques de pinos, robles, castaños, algún que otro madroño y hasta pudimos ver unas ciervas.

 

 

 

 Para concluir subimos hasta la Ermita de Humilladero y el mirador que hay junto a ella.

 

 

 Mas tarde tomamos posesión de las habitaciones, donde reconocieron a una persona del Family4x4:

 

Señorita del hotel: "Señor Kong, le hemos podido cambiar a la habitación con vistas que usted quería, espero que sea de su agrado..."

Dueño del restaurante "El cerezo": "Hombre que tal, señor Kong. Bienvenidos a Guadalupe. Espero poder verlo por el restaurante...."

 

 y nos dimos un paseito por Guadalupe,

 

 

 unas cañas y a comprar queso y miel.

 

Ya por la noche fuimos a cenar al restaurante Algo Así. Esta vez no había nadie esperándonos en el cruce así que volvimos sin novedad y a la camita a descansar.

DOMINGO MAÑANA
Salió otro bonito día primaveral y decidimos subir al Pico Villuercas desde el lado suroeste, ruta muy prometedora pues eran mas de 1000 metros de ascensión con unas vistas que se perdían en el horizonte, pero ya con la subida avanzada nos encontramos una cancela con el candado echado, así que tuvimos que dar la vuelta en un estrecho camino con un barranco al lado, menuda jodienda. Es un camino que sigue hasta la cumbre por lo que tenía derecho de paso. Nos tocó volver por donde habíamos subido. Nos fuimos a dar un paseito por el campo y a comer. Después de comer nos volvimos para casita.

 

Unas fotos más como despedida: